Pajarito

Pajarito, ¿por qué languideces?

Te encerraste en una jaula y ahora te niegas a salir.

Tus ojos no tienen luz.

Tus colores se apagan.

¿Por qué no escapas y extiendes tus alas sobre mí?

Te he llamado y tú me rehúyes.

Tienes frío y no te puedo calentar.

¿Recuerdas? Volamos juntos por el cielo azul,

muy alto, ¡arriba!, ¡arriba!

Y yo te seguía. Siempre detrás, mi dulce pajarito.

Tan ingenuo, tan cabezota. Tan hambriento de amor.

Quiero tocar el sol y la luna contigo, ven, ¡salgamos a volar!

Pero te quedas inmóvil y en silencio. La mirada clavada en el suelo.

Pajarito, ¿qué hay dentro de tu cabeza?

¿Un cielo brumoso, una tormenta que te enloquece?

Quizás un torbellino de dolor…

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: