Pajarito

Pajarito, ¿por qué languideces?

Te encerraste en una jaula y ahora te niegas a salir.

Tus ojos no tienen luz.

Tus colores se apagan.

¿Por qué no escapas y extiendes tus alas sobre mí?

Te he llamado y tú me rehúyes.

Tienes frío y no te puedo calentar.

¿Recuerdas? Volamos juntos por el cielo azul,

muy alto, ¡arriba!, ¡arriba!

Y yo te seguía. Siempre detrás, mi dulce pajarito.

Tan ingenuo, tan cabezota. Tan hambriento de amor.

Quiero tocar el sol y la luna contigo, ven, ¡salgamos a volar!

Pero te quedas inmóvil y en silencio. La mirada clavada en el suelo.

Pajarito, ¿qué hay dentro de tu cabeza?

¿Un cielo brumoso, una tormenta que te enloquece?

Quizás un torbellino de dolor…

Autor: Matilda

Amante de los libros (¡los de papel!) y la naturaleza, buscadora de pequeños tesoros. Esa soy yo. Española en Japón.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: